Para lujos, ésta.

Hace mucho que empecé a anteponer mi paz mental a cualquier cosa. Si supieras cuándo empecé y después de pasar por dónde, podrías decir que fue algo tarde, yo diría que fue a tiempo. Otros dirían que menos mal. El día que dije basta fue porque los ojos no me daban para más, se cerraban … Sigue leyendo Para lujos, ésta.

Anuncio publicitario